Cuestiones generales.

Transporte

INTERNACIONAL. Hoy por hoy no existe vuelo directo que una España con Nepal. Las opciones son variadas, pero lo más habitual viene a ser vuelo a Dubai, Abu Dhabi o Qatar (los cataríes, si el tiempo de conexión entre vuelos es muy largo te ofrecen la posibilidad de darte una visita turística gratuita por Doha para matar el tiempo). También hay vía Estambul en Turquía, pero suele tener tiempos de conexiones entre vuelos muy largos, aunque según parece te ofrecen alojamiento gratuito si pasa de un determinado número de horas de espera.


INTERIOR. Las carreteras de Nepal que yo he visto son malas. Las costumbres de circulación difieren bastante de lo que conocemos en Europa, y lo más chocante es la constante utilización del claxon para todo. No llegué a averiguar si había alguna “regla” en cuanto a su uso.


El trayecto entre Pokhara y Katmandú por carretera se tarde en realizar unas 6 horas y la velocidad media suele ser de unos 40 kms/h.


Los autobuses públicos que llegué a ver iban completamente abarrotados. No deben ser muy caros, pero tampoco debe haber una puntualidad aceptable.

Alojamiento

KATMANDÚ. La oferta de alojamiento en la capital es muy variada. No obstante, las fotos que de los hoteles que vi, la mayoría de las habitaciones tenían un toque rancio. No digo que fuesen a estar mal, pero se nota en ellos el paso del tiempo. Al viajar en grupo organizado nos alojaron en el hotel Yak and Yeti, un hotel de postín, aunque muestra signos de enranciamiento por el paso del tiempo y, además, la habitación es bastante cara, teniendo en cuenta que hay que pagar además por el güifi, y que una cerveza en el bar te viene a costar 10 euros (1000 rupias).


Para mi estancia en Katmandú fuera del viaje organizado elegí el hotel Taleju Boutique Hotel, situado en la parte sureste del Thamel, muy cerca del Y&Y. Es un hotel completamente nuevo, bien situado, a un precio adecuado (30 euros noche, incluido desayuno) y se come bien y barato en el restaurante.


MONTAÑA. El alojamiento en montaña es muy básico. Viene a ser una habitación con 2 camas mínimas, sin calefacción. El precio suele ser 180 rupias por el alojamiento, aunque te obligan a cenar y desayunar. Si no desayunases o cenases, el coste, según indicaban, sería de entre 800 y 1200 rupias, según el albergue.


Casi todos los albergues/refugios son iguales: una habitación con 2 camas (o más) en las que hay que dormir con saco. En algunos hay posibilidad de mantas. Ninguna habitación tiene baño o ducha. Éstas están siempre fuera y en ocasiones ocupan el mismo habitáculo.

Se denomina toilet al retrete tipo letrina, es decir, un agujero en el suelo. Se denomina bathroom o western toilet, al baño que dispone de taza para sentarse al estilo occidental.


Las duchas suelen tener agua caliente, aunque hay dos sistemas: si el sistema es de gas, por lo general se va a poder disponer siempre de agua caliente; si el sistema es de panel solar, van a poder ducharse con agua caliente los primeros que lleguen. A veces, el sistema de panel solar no calienta lo suficiente el agua y sale relativamente fría. La ducha sólo se paga si es con agua caliente y cuesta unas 150 rupias.


Se ofrece la posibilidad de poder recargar las baterías de teléfonos, cámaras y otros aparatos electrónicos. Los precios van desde las 80 Rs a las 200 Rs.


Suelen tener güifi, algunos a precio razonable (100 ó 150 Rs), aunque los más remotos cobran unas 300 rupias. La conexión suele ser bastante lenta y si hay un grupo grande no suele funcionar bien. En ocasiones, al caer la noche, se va la conexión ya que funciona con panel solar.


Disponen también de botellones de agua para poder rellenar tu cantimplora. En los refugios más remotos, el agua suele ser hervida. No suelen vender botellas de agua, salvo que estés cerca de algún pueblo.


Todos estos son gastos extras a añadir al coste de la estancia. Aquí puedes ver algunos de los precios (en rupias nepalíes):

Dinero

La moneda de Nepal es la rupia, abreviada como Rs o como NPR. La cotización en el momento que yo fui era de 1 EUR = 116,15 NPR.


No circulan monedas. Los billetes son de 5, 10, 20, 50, 100, 500 y 1000 rupias. Suelen estar en muy mal estado. Conviene hacerse con billetes pequeños, pues suele haber problemas con el cambio.

Puedes conseguir dinero nepalí en:


CAJEROS AUTOMÁTICOS. Hay bastantes. Hay que tener en cuenta, que a parte de las comisiones que pueda cargarte tu banco por sacar dinero en un cajero fuera de la UE y por ser divisa diferente al euro (que últimamente son bastantes), los cajeros de Nepal cobran una comisión de 500 rupias por la retirada de efectivo, por lo que puede encarecerse bastante la obtención de dinero por este método.


OFICINAS DE CAMBIO. Puede ser la mejor opción si encuentras una oficina con un cambio adecuado. En nuestro caso, el cambio estuvo en torno a las 114,50 rupias por euro durante nuestra estancia. Si varias personas van a cambiar se puede pedir al de la oficina que te dé un cambio mejor. Nosotros conseguimos un cambio a 115 rupias.


En Pokhara, todas las oficinas tenían el mismo precio 1 EUR= 111,32 NPR, con lo que si tu banco no te cobra comisiones por sacar dinero fuera de la Unión Europea, merece la pena utilizar el cajero a partir de unos 100 euros.


En las oficinas de cambio de zona turística, el cambio siempre estaba en torno a las 113,50 rupias por euro. Sorprendentemente, las oficinas con mejor cambio que encontramos son las que se encuentran a la entrada del hotel Yak and Yeti.


PAGAR EN EUROS: En las tiendas de Thamel aceptan el pago en euros o dólares USA (y supongo que en cualquier otra moneda). En muchas ocasiones, cuando preguntas por un precio te lo indican en dólares USA. El regateo también lo hago en la moneda que voy a pagar.

Equipo de montaña

Para esta ruta no he necesitado ningún equipo especial: botas blandas de montaña, aunque se puede hacer perfectamente en zapatillas, si lo prefieres, ropa cómoda, ropa de abrigo y la mochila de 30 lts.


El saco de dormir lo compré en el Thamel en Katmandú. Es un saco de plumas que dice que aguanta los 20 bajo cero (Extreme -20). No creo que sea cierto, pero sí es verdad, que incluso el día de más frio, yo estaba tan campante dentro de mi saco, así que me dio un buen resultado y estoy contento con la compra. Me costó 7000 rupias (61 euros). El mejor precio que conseguimos regatear por un saco de -15 fue de 6.600 rupias, que, según me comentaron quienes lo compraron, también les dio bastante buen resultado.


Compré unos pantalones gruesos (softshell) en una tienda por 15 euros, pagando en esta moneda. La negociación comenzó en rupias (2.600 Rs), pero como indiqué al vendedor que no quería pagar más de 15 euros por los pantalones, hizo un primer cambio a 110 rupias por euro, que yo recalculé a 114 rupias por euro. No insistí mucho, quizás por eso finalmente aceptó mi oferta.

Temperatura

No nos ha hecho frío. En Katmandú, por las mañanas hace fresquete; a mediodía, con sol, hace calor, y según va poniéndose el sol la temperatura va bajando. Por las noches hace bastante fresco y es necesaria una chaqueta o forro.


En montaña, suele ser parecido, aunque con temperaturas más extremas. Si estás a la sombra, la temperatura es fresca y hay que llevar algún tipo de forro o sudadera. Cuando estás al sol hace calor, pues pega fuerte. Cuando el sol está detrás de las montañas, ya sea por la mañana o por la tarde, la diferencia de temperatura con respecto a estar a pleno sol es considerable y cuando se hace de noche, hace frío.


En este enlace se puede consultar las temperaturas por altura:                  

http://www.mountain-forecast.com/peaks/Annapurna-Sanctuary/forecasts/4130


y estos son los datos que fui tomando de temperaturas por etapas:

Otras cuestiones

Aunque no lo veo estrictamente necesario, es conveniente contar con un guía. El guía es eso: guía. Te ayuda con los alojamientos y los permisos y te lleva de un sitio a otro, pero no carga con la mochila grande. Para transportar la mochila grande hay que contratar un porteador. 


Bastantes personas con las que nos hemos cruzado por el camino iban sin porteador, sin guía o en solitario. Muchos ya llevan contratado el guía desde su país de origen por referencias de otros viajeros que lo han contratado anteriormente


Contratar un porteador para que cargue con la mochila más grande es una ayuda que no viene mal. Ojo aquí, porque es una persona, que aunque sea fuerte, no se le puede hacer cargar con el baúl de la Piquer. En nuestro caso, la idea era que el porteador llevase el petate de 2 personas de 10 kgs. máximo cada uno.